Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA)

Información general

balanza

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), son enfermedades mentales que están caracterizadas por graves alteraciones relacionadas con la alimentación, el peso y la imagen corporal. Los trastornos específicos son los más conocidos entre la población. Estos son Anorexia Nervosa (AN) y Bulimia Nervosa (BN). Ambas enfermedades tienen un origen muy complejo, las causas son de diversos tipos (biológicas, psicológicas, socioculturales) en las cuales intervienen factores individuales (por ejemplo, baja autoestima, perfeccionismo o falta de control sobre los impulsos) y familiares (por ejemplo, en familias sobreprotectoras o disfuncionales).




¿Quienes padecen Trastornos de la Conducta Alimentaria?

Cualquier persona puede ser víctima de un TCA. Sin embargo se presentan más comúnmente entre las mujeres (9 a 1 proporción mujeres-hombres) en edad adolescente (entre 12 y 25 años) y de todos los estratos socioeconómicos.


También existen los llamados grupos de riesgo, entre los cuales figuran aquellos practicantes de algunas disciplinas en las cuales el cuerpo reviste especial relevancia, p. ej., las modelos, gimnastas, bailarinas y atletas de alto rendimiento, entre otras.


Debido a que son enfermedades con un importante índice de mortalidad es importante detectarlas a tiempo. Los factores que pueden en poner en riesgo a una persona son; el estar preocupada constantemente por el peso y la figura, un miedo intenso a la obesidad, practicar dietas para bajar de peso sin que estas sean necesarias, saltarse comidas o comer demasiado, el compararse con modelos o personas muy delgadas o hacer ejercicio de manera exagerada. Si conoces a alguien o tú presentas algunas de estas características solicita ayuda profesional.




¿Cómo detectar los Trastornos de la Conducta Alimentaria?

El diagnóstico sólo puede realizarlo un experto, sin embargo existen algunas señales que se detectan a simple vista. Las personas con anorexia son muy delgadas debido a que han bajado mucho de peso, su piel se ha vuelto pálida o amarillenta, se les cae el cabello, siempre tienen frio y bajos niveles de energía debido a la desnutrición.


Las personas con bulimia son más difíciles de detectar ya que generalmente el ciclo atracón-purga se vive a escondidas. Los constantes vómitos provocan pérdida de esmalte e hinchazón en las glándulas parótidas que se observa en el ensanchamiento de la parte inferior del rostro.


En el caso de ambos trastornos (Anorexia y Bulimia), las personas suelen volverse irritables, disminuyen sus redes sociales, en general la socialización alimentaria se ve afectada, así como la dinámica familiar. La preocupación por el peso y la silueta se vuelve una charla muy común en estas personas, poniendo en evidencia su problemática.




¿Qué hacer en caso que se sospeche de un TCA?

Acude a un especialista, sólo ellos saben como manejar estos casos. En Ellen West formamos un equipo multidisciplinario que tiene más de 10 años de experiencia y que esta en constante actualización sobre la detección, tratamiento y prevención de estos padecimientos.